• logo_conociendoperu
  • Las Dalias

Strict Standards: Only variables should be assigned by reference in /home/conociendoperu/public_html/plugins/content/ugapbw/ugapbw.php on line 30

Noticias

Los secretos del Cerro Campana - Región La Libertad

Texto: Percy Valladares Huamanchumo

Fotos: Asociación de Rescate y Defensa del Apu Campana

 Cuando viajamos hacia el norte de Trujillo, se divisa la silueta gris de un cerro aparentemente pedregoso y lúgubre rodeado de desierto y con sus faldas horadadas por la continua extracción de materiales para la construcción. No obstante cuando avanzamos y subimos nos encontramos con frondosos arbustos que conforman un ecosistema propio de las lomas costeras cuya particular disposición hace del Cerro Campana, la loma costera con más especies. Apu tutelar de Trujillo, sagrado para los Moche y Chimú, se encuentra ahora olvidado y descuidado sin que nadie conozca su verdadero potencial, importante para su valoración y fuente de desarrollo económico y científico para la comunidad.

Escenario de historias que rozan el misterio, el Cerro Campana es un auténtico mirador  ancestral todavía no valorado en su plenitud.

Las Lomas del cerro Campana es la de mayor biodiversidad en el Perú, cuentan con 221 especies de plantas, el 20 % de esta flora es medicinal y se han descubierto 4 especies de plantas nuevas para la ciencia, 200especies de invertebrados, 60 especies de vertebrados, 6 mamíferos, 27aves y 15 reptiles.

Cuando mi abuelo materno Manuel Huamanchumo me contaba historias, cuentos, leyendas y otros; mi imaginación viajaba a límites insospechados. Así, desde que tengo uso de razón, siguiendo sus sabias enseñanzas, camine bajo el amparo del Apu Campana, ubicado en la Región La Libertad, entre dos Valles sagrados: Moche y Chicama. El Campana encierra un hábitat de biodiversidad de la Lomas Costeras y es probablemente el inicio de la cultura liberteña.

Como un ritual, cada visita que realizo la preparo con antelación, y mi mochila incluye pan, frutas, agua y algunas veces una lata de atún. Por lo general la noche anterior, reuno al grupo que me acompañara y les ilustro la salida con un power point para que tomen conciencia del terreno sagrado que pisaran.

A las 7 am. Estamos partiendo desde Huanchaco y la movilidad de “Olas Norte” nos transportara hasta la zona alta de Huanchaco denominada La Antena de El Tablazo, para luego continuar a pie. A nuestras espaldas quedo Huanchaco, histórica caleta de pescadores en la que aún subsiste la embarcación más antigua del mundo aun en uso. Frente a nosotros el Apu se observa nublado y se siente el viento marino.

A medida que avanzamos afloran sobre la arena fragmentos de cerámica y restos pétreos que por sus características se asocian a las Civilizaciones que emergieron de la arena.

Al primer kilometro se dibuja ante nosotros un manto de “Achupallas” (Tillandsia latifolia).  Las gotas del rocío resbalan por sus hojas, formando bebederos naturales para las lagartijas y otros animalitos. El arenal nos deja ver huellas diminutas de reptiles, aves, mamíferos, insectos y arácnidos que viven en el.

Llegamos a un tramo del Camino Prehispánico Chimú, recientemente incorporado a la cadena de caminos del Qapac Ñan  y desde aquí, una especie de camino que lo atraviesa con dos piedras grandes en sus extremos les llama la atención. Les comento que es el inicio de un corredor ritual con geoglifos geométricos y humanos probablemente hechos de adobe y que el tiempo se ha encargado de convertirlo en arena sobre la cual se ha asentado una clase de achupalla que aun permite que las figuras se visualicen y que se han salvado del paso de motos y camionetas que transitan por allí. Particularmente me siento atraído por estas figuras, pues se parecen iconográficamente a los personajes tomados de la mano que aparecen en los murales de las Huacas de La Luna (Moche) y El Brujo (Chicama). La Asociación Peruana de Arte Rupestre hizo una tentativa de situarlos cronológicamente, ubicándolos como Chimú, aunque aún falta mucho para dilucidar este misterio.  Después, y con la intriga de su antigüedad retomamos la exploración y nos adentramos en el manto de “achupallas” que se tupe a medida que avanzamos. Alzamos la mirada, el viento desvela al Apu y este se muestra en todo su esplendor mientras que dos águilas sobrevuelan, nos saludan y se retiran.

Llevo al equipo a ver el lecho seco de una caída de agua, a la cual han bautizado con el nombre de “El Candelabro” por la forma que tiene. Lo curioso es que en la parte inferior de esta figura existe una estructura en piedra tallada en la que esta adosada una gran roca orientada hacia el norte. Por sus características estructurales denota su función ritual asociada al agua, pero lamentablemente el lugar ha sido víctima del saqueo. Restos de osamentas y de cerámica   se encuentran esparcidos por  el área arqueológica. Les muestro el Mini lanzón, una roca burdamente tallada con esa forma sobre una esquina de un recinto de piedras en forma de triangulo, luego nos apoyamos sobre la roca madre para ingerir nuestra sabrosa  lonchera de desierto.

Durante el almuerzo, las lagartijas se acercan sin ningún temor. No es de extrañar, saben que la presencia humana en este lugar es sinónimo de moscas y estas hacen su festín con los insectos que han venido por el olor de las frutas. Encamino al grupo a 10 minutos al norte de este punto y para sorpresa de ellos, maravillados observan una formación rocosa natural con forma de cabeza de dinosaurio que divertido parece observarlos. Luego de las respectivas sesiones de fotos con el modelo pétreo, retomamos la ruta en dirección NE. Ascendemos unos ochenta metros, esquivando los “cola de zorro” llegamos a una explanada desde donde se divisa el “Valle de los gigantones”. Algunos deben tener 100 años de antigüedad.

El “zapote” y el “palo verde” con sus leñosos troncos forma parte también del marco natural de este Valle. Nos paramos cerca a estos “gigantones” y en realidad nos damos cuenta que somos enanos. Los frutos de los “rabos de zorro” y otros cactus resultan deliciosos para los excursionistas.

Sobre nosotros, la neblina empieza a cubrir al Apu de las Lomas. El viento nos refresca, tomamos un camino curvo y bordeado de paredes de granito que nos conduce hasta la “laguna seca”. Seguramente la lluvia en épocas del “Niño” debe haber llenado esta área formando una represa natural. Un oasis en medio de dunas de arena, ¡Que placer!

Nos desviamos hacia el sur-oeste hasta llegar a la zona central baja del Apu. Aquí les explico sobre la presencia de un altar sagrado con recintos ceremoniales solo presenciales a los ojos acuciosos de los investigadores. Es este lugar el único que posee tres altares perfectamente alineados: uno en la parte baja, otro en la parte media y el tercero en la cima. En los restantes puntos cardinales, al parecer el Apu solo tuvo un altar.

A poca distancia de allí, se observa un templo lítico al que se le denomina de Las Águilas por la presencia permanente de estas aves en el lugar. Aunque las rocas han colapsado quizás a movimientos telúricos, aun es posible acceder a uno de sus corredores subterráneos y acceder a la parte alta conteniendo pocitos de agua circulares. La parte baja de este templo ha sido saqueado y ello dejo al descubierto fragmentos de cerámica moche muy fina.

Aves como águilas, cernícalos, loros y otros, bulliciosamente hacen denotar nuestra presencia. En el camino hallamos tarántulas, ciempiés, alacranes, borregones y otros, que hacen interesante la caminata.

A pocos metros del lugar aparece ante nosotros una roca enorme, que protectora nos cobija del viento. A un costado, les hago notar una roca con forma de perfil femenino que desde ya nos indica algún misterio escondido. Y no tardo en develarles este misterio: en la parte interna de la misma hay una oquedad cavernosa conteniendo pintura rupestre. Es un venado comiendo hojas, lamentablemente el estado de la pintura es tan frágil que el tiempo se ha encargado de mostrarnos solo parte de este grandioso arte prehistórico legado por nuestros ancestros.

Descansamos unos minutos para recuperar fuerzas e iniciar el retorno. Lo hacemos por una quebrada que desemboca en un arenal precioso y limpio. A los pocos minutos, frente a  nosotros aparecen galpones para pollos,  un poco más al sur emerge entre el horizonte de las “achupallas” el tempo colonial de Huanchaco y la punta marina que lo caracteriza. Atrás de nosotros las nubes inician su manto protector sobre el gran Apu. El viento nos silba al oído un cálido hasta luego.

¡Hemos caminado 30 km! Los visitantes se olvidaron del mundanal ruido de la ciudad y aprendieron a amar a  este grandioso lugar sagrado y pronto difundirán la importancia natural y cultural de este relicto ubicado a escasos 6 km de Huanchaco.

INFORMACION BASICA:

Clima: El clima es agradable con 20º C en promedio en Verano y templado el resto del año.

Transporte Aéreo: Aeropuerto de Huanchaco “Carlos Martínez Pinillos” (044)464224 / (044) 464013 anexo 109. Torre de Control (044)464156. Sala de Comunicaciones/Meteorología (044)464192.

Transporte terrestre: Cruz del Sur (044)720444.   Oltursa (044)263055.  TRC (044)612111.  Linea (044)258994.  Itsa (044)251415. Via (044)241549.

Alojamientos en Huanchaco: Dentro de los alojamientos más cercanos al recinto pueden mencionarse: Hotel Bracamonte (Tel +51 44 461 162), Hostal Huankarute (Tel +51 44 461 705), Hotel Mama Tina (Tel +51 44 461 042), Hostal Naylamp (Tel +51 44 461 022), Hotel Sol de Huanchaco (Tel +51 44 461 617), Casa Hospedaje Olas Norte (Tel +51 44 726183), Hospedaje Los Olivos (Cel. 949505095), Hotel Caballito de Totora (Tel +51 44 462 636), Hostal La Rivera (Tel +51 948 171 523).

Restaurantes en Huanchaco: Huanchaco Beach, Víctor Larco 602, urb. El Boquerón,(044)461869

Club Colonial, La Ribera 171, (044) 461015. La Barca, Raymondi 117 (044)461549. Big Ben, Víctor Larco 1182 (044)461869. Otra Cosa (Vegetariano), Víctor Larco 1312 (044)461346. El Mochica, Víctor larco 700 (044)293441. Los Herrajes, Víctor Larco 1020, urb. El Boquerón, (044)461397.  El Sombrero, Víctor Larco 510,(044)462283 . El Tramboyo, Unión 110, Cel. 940217855. El Caribe, Atahualpa 150,

Emergencias: Policía de Huanchaco, (044)461542. Serenazgo de Huanchaco (044)461313. Centro de Salud Huanchaco (044)461547.Guiados y otros: Consultar al 949829746 o al email:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.">

 

Visita nuestra galería de fotos en https://www.facebook.com/media/set/?set=a.945974162163580.1073741846.906722079422122&type=3&uploaded=12

ImprimirCorreo electrónico

Nos auspician:

Estadísticas

Visitas del artículo
992440