Lima

CIRCUITO ECOTURÍSTICO LOMAS DE LÚCUMO – QUEBRADA VERDE El último refugio del Amancae

Imprimir

Por Isabel Iwaya

Esta vez  compartiré con ustedes mi refugio,  con sinceridad este es uno de mis circuitos preferidos, realmente queda muy cerca de lima, hay que tomar los carros que pasan por lurín el pasaje desde el puente benavides está 2.50 hay algunos carros que ingresan hasta Pachacámac son unas combis mas pequeñas pero en general yo tomo las custers y me bajo en el cruce así se llama el paradero es la entrada a Pachacámac.

 

De ahí hay que esperar unas combis que entran hasta la entrada de quebrada verde te llevan por 1 sol, hay que estar atento o decirle al cobrador que van a las Lomas para que los deje lo mas cerca posible por que de la entrada de Pachacamac solo queda a unos 5 o 6 minutos máximo.

Una vez en la entrada hay una garita donde uno debe pagar 3.50 adultos y 2 soles niños para ingresar al circuito si vas por primera vez les recomiendo solicitar un guiado ya que hay formaciones rocosas y atractivos que te podrías perder si no sabes donde buscar.

El Grupo GEA quienes son los principales promotores de todo este proyecto que busca aprovechar sustentablemente los activos ambientales del territorio para beneficio del desarrollo sostenible económico local y que la comunidad de quebrada lo ha sabido muy bien llevar adelante, un esfuerzo conjunto que vale la pena mencionar y felicitar, con el apoyo incondicional también de la Municipalidad de Pachacámac. 

El circuito trekkero consta de una caminata en forma ascendente por las lomas de lúcumo el trekking no es para nada exigente es como para empezar.  Y hay dos rutas la corta para principiantes y la larga que llega hasta la Piedra Padre pasando por la zona de camping.

Entre agosto a diciembre que aun es época para visitar las lomas llenas de verdor ya casi no se aprecian muchos amancaes, como me comentaba Diego del grupo GEA algo contradictorio por que los meses en que florecen es en Junio que aun no esta todo muy verde mas bien se ve algo desértico el lugar pero teñido de amarillo cuando el amancae va desapareciendo deja a su paso una estela de pétalos amarillos que al mezclarse con el cambio de estación la humedad de las neblinas, las garúas de la estación sirven al parecer de abono para el reverdecimiento de las lomas.

La naturaleza hace milagros en las lomas del Lúcumo. La niebla, cubre como su tul  invernal, hechizándolos con millones de gotas de rocío para nutrir las semillas y pintar las lomas que se levantan a los lados del río en un gama de verdor sin precedentes en la ciudad. Desde julio, los humildes pobladores del centro rural de Quebrada Verde andan pendientes del clima: sus rostros se quiebran en un gesto de preocupación si hay sol o se estiran en una sonrisa cuando llega el frío, y con este la niebla.

Así, estos cerros áridos, desdibujados de vida durante el verano, explotan en un arco iris de flora y fauna multicolor. Es que en las lomas del Lúcumo el invierno no deprime, al contrario: nos infla de alegría y reinventa, a su paso, todo lo que toca. Además de subir rodeado de un paisaje casi paradisiaco con formaciones rocosas extrañas que ayudan a nuestra imaginación a transportarnos.  Son el hogar de vizcachas, zorros grises, cernícalos, águilas y otros animales pequeños, tienen una completa biodiversidad.

Durante todo el camino se verá caprichosas formaciones y caminos llenos de verdor como si estuvieran dibujados.

Es ideal para pasar un bonito día familiar rodeado de la naturaleza desintoxicándonos un poco de la saturada ciudad y reencontrarnos quizas haciendo un pequeño picnic con nuestros pequeños que no solo disfrutarán de un día de aventura sino de diversión familiar enseñándoles a admirar y cuidar nuestro medio ambiente.

Ya en el mirador  se puede hacer un pequeño descanso para disfrutar de la hermosa vista del valle del río Lurín desde donde se aprecia el pueblito de Pachacamac.

En determinadas partes del camino es inevitable encontrarse con la neblina lo que nos hace sentir que tocamos el cielo es una sensación maravillosa.  Llegamos a la parte donde se deberá tomar una decisión hacer el camino largo hacia LA IZQUIERDA la Piedra Padre y la Zona de Camping o hacia LA DERECHA que es el camino corto. Los dos son hermosos pero llegar a la piedra padre es espectacular.

Nos encontraremos con flores e insectos que quizas nunca hayamos visto mas que en los documentales o algo así pero es hermoso ver como la naturaleza fluye en estas lomas.

Ya en la entrada de la Piedra Padre a mi pesar vi como gente con poca educación por decirlo de alguna forma elegante hace pintas y malogra la belleza natural de este lugar pero aun así no opaca la incontrastable emoción de entrar a la Piedra Padre por que sí abajo pueden ver la entrada que da a un boquerón donde tendrán que encogerse un poco saltar y llegar a una salida desde donde la vista es realmente espectacular.

Ahora si continuando el camino ya falta en realidad escasos metros para la cima. Llegamos a lo mas alto la vista es maravillosa por donde se vea, aquí  es donde nos juntamos con los que vienen del camino corto. Y ya vamos de bajada hacia el imponente farallón una formación rocosa impresionante donde los mas intrépidos hacen escalada y rapel.

Vamos bajando por un camino bien marcado por donde podremos incluso encontrar otras formas rocosas caprichosas y pinturas rupestres.  Luego de un paseo como este uno llega renovado sintiendo que todo se puede lograr. 

Debemos luchar por preservar los pocos pulmones que le quedan a Lima proteger estos ecosistemas es aportar con un pequeño granito de arena a cuidar nuestro mundo. Aprendamos a convivir sin depredar nuestro medio ambiente.

Estadísticas

Vista de impactos Artículos
182071
Friday the 19th. PointLink.